24.2.09

LOMA DEL NORUEGO. DE COTOS A NAVACERRADA. [7-02-2009]

Segunda actividad del Trofeo “Ier Cordal de Montaña” del Grupo de Montaña Pegaso.


Para los que tenemos el sentido gregario algo atrofiado, las salidas organizadas por los clubes pueden ser una buena terapia. Si además llevas tiempo como socio pero no has participado en ninguna actividad la cosa se convierte ya en una obligación.

El Grupo de Montaña Pegaso me hizo llegar un e-mail con una propuesta interesante: Cuerda Larga en invernal. Y así las cosas me apunté sin conocer a nadie. Pero por aquello de la seguridad (el manto nivoso no estaba en condiciones y el riesgo de aludes existía) y la climatología (que sufrimos de todas maneras), el programa se cambió sobre la marcha y se convirtió en La Loma del Noruego.
Puerto de Cotos (1848 m). Desde el aparcamiento se cruza la carretera que va a Valdesquí. Por las escaleras (ocultas en la nieve) que hay a la derecha de la zona en regeneración se comienza la marcha.

Se trata del PR-M/SG 31 senda, según dicen (y que yo recuerde de hace unos años), sin marcar y balizada con hitos de piedras que nos dejará en el Alto de las Guarramillas siguiendo por la cordal que delimita las provincias de Madrid y Segovia. Cuesta larga y suave dirección sur. En verano un bello paseo. En invierno puede ser algo complejo dependiendo de la nieve y la climatología.
Es una sucesión de cerros y planicies. El primero, el Altozano dónde se encuentra un depósito de agua. Luego el más sobresaliente durante la travesía de ascensión la Peña del Águila (2003 m.). Mantenemos a la izquierda el Valle del arroyo de las Guarramillas y la estación de esquí que lo devora. Continuaremos hasta “el publiometro” que no es otra cosa que un cono truncado de metal que sirve como panel informativo del perfil panorámico de las alturas que nos rodean.




Encontramos entre la niebla las instalaciones de comunicación de La Bola del Mundo (2255 m.) que rodeamos por la derecha adivinando la pista de hormigón que debe andar a unas decenas de centímetros debajo de la nieve. Pasamos la Primera Guarramilla y llegamos a la Segunda Guarramilla, que es donde se encuentra el Telesilla de la estación de Navacerrada. En este punto descendemos “a saco”, alejándonos del asfalto que coincide con el olvidado Camino de los Ventisqueros.
Ya en el puerto, cerveza, autobús y a casa. El resultado fue una excursión agradable a pesar del frío y la ventisca en altura. Excelentemente organizada. Un ambiente muy agradable. Mi sorpresa fue ver que a pesar del número de participantes el nivel de todos ellos era alto. Tendré que seguir de cerca las actividades de mi club.
La Loma de Birgen Sörensen.
Cuentan que La Loma del Noruego recibe su nombre por Birgen Sörensen, joven noruego que por afición o morriña y con unas tablas hechas por el mismo descendía estas laderas allá por los inicios del siglo XX.

Nacido en 1878 en la ciudad de Fredikstad llegó a Madrid para dirigir la empresa maderera de Sörensen Yakhelln y Compañía, por lo que pasó mucho tiempo en el Alto Lozoya donde tenía su sede la Sociedad Belga de los Pinares de El Paular, con quién mantuvo una estrecha relación comercial.

Dicen que fue en 1904 cuando se convirtió en el más tempranero impulsor del esquí en España instruyendo a algunos miembros de la Institución Libre de Enseñanza (una vez más aparece esta institución ligada a nuestro Guadarrama) , y que incluso él les construyó las primeras tablas en unos talleres de la Calle Argumosa. En 1910 uno de los alumnos más aventajados fue Manuel González de Amezua que presidía ya el Club Alpino Español. Birgen murió muy joven, a los 32 años de unas fiebres tifoideas.

Algo más de información de la ruta en las guías de Domingo Pliego, "Excursiones en el Macizo de Peñalara" y "Los dosmiles de Guadarrama", ambas de Desnivel. Sobre mapas, la hoja del IGN es la 508.