9.3.08

LA CHARCA VERDE, CUENCA ALTA DEL MANZANARES (LA PEDRIZA) [8-03-2008]

Pues he de confesar que no conocía el lugar. He leído y me han hablado de él, pero igual que otros muchos rincones de La Pedriza, La Charca Verde, estaba en mis pendientes. Por alguna extraña razón, en mis andanzas por este parque natural siempre he esquivado este tramo de nuestro Manzanares. Se trata una vez más de un paseo apto para todos los públicos incluidos convalecientes ansiosos de conseguir el alta.
Como siempre, se empieza haciendo cola esperando que alguien salga para poder entrar manteniendo el cupo de vehículos dentro del parque. Es la penitencia al pecado de no madrugar. Pero sólo es cuestión de paciencia.Ya dentro, nos acercamos hasta el bar-restaurante “Alta Montaña”. El tercero de los chiringuitos de Canto Cochino. Dejamos los coches en el aparcamiento (únicos sitios donde deben dejarse según las normas del parque) y me pongo en manos del amigo Juan Antonio que nos servirá de guía.
Ancha pista asfaltada que abandonamos tras cruzar un puente que nos dejará en el margen izquierda del río, que al ascenderlo es nuestra derecha. Continuamos por senda típica pedricera: Pinos, jaras y alguna que otra fastidiosa zarza. Hay que tener cuidado con los más pequeños porque algún paso hay complicado entre bloques.
En 48 minutos llegamos hasta la charca. ¡¡Y si que es verde!! Por alguna razón imaginé que el nombre se le daría por quién sabe que desconocida cuestión, pero el agua, tremendamente transparente, tiene unos hermosos destellos verdes.
Es el momento de comer, así que en una de las explanadas que hay cerca decidimos extender las mantas y los manteles para exponer dirigentemente las viandas a los comensales, que en esta ocasión éramos unos cuantos.
Y para redondear el día, sacamos los trastos y con algo de habilidad improvisamos unos arneses para las peques. Luego Juan Antonio identificó una esplendida placa por la que trepar y tras montar el tinglado sólo nos toca ver cómo las más pequeñas son capaces de superarnos en aquello que llaman adherencia.
La frase “otra vez” fue la más pronunciada en esa tarde. Y no sólo por las tres niñas. Las mayores también se atrevieron y los únicos que se quedaron con las ganas fueron el que escribe -por prescripción facultativa- y “Don Juan” que tenía sus ojos puestos en otros riscos un poco más altos.
Fue un día fantástico. Las chicas disfrutaron de lo lindo y los chicos hicimos lo que pudimos para contentarlas.
Sobre La Charca Verde podrás encontrar referencias en muchos sitios. Lo mejor es simplemente seguir el mapa, por ejemplo el editado por La Tienda Verde. LA PEDRIZA DEL MANZANARES. Escala 1:15.000
Ruta comentada en sistemacentral.net

1 comentario:

ldiegoes dijo...

Vaya vaya, que bien te veo ya.

Y las peques escalando, una maravilla...