31.3.08

AL MONTE CON LOS PEQUES

Javier Zarzuela Aragón. EXCURSIONES PARA NIÑOS POR LA SIERRA DE MADRID. La Librería, 5ª edición, 2006. 335 páginas.

En la corta vida de este Blog ha aparecido mencionada esta guía unas cuantas veces. Siempre he preferido reseñar su existencia ante posibles dudas que pudiera sugerir mis escuetos comentarios, en la seguridad de que en sus páginas se encontraría la ruta a seguir, las actividades a realizar o las curiosidades que dan valor añadido al camino.

Se trata de un trabajo excelente en el que encontramos detalladas cuadro decenas de rutas con todo tipo de consejos para hacerlas agradables. Los tiempos dados son muy correctos y me han sido válidos no sólo con mis hijas sino con mi convalecencia. Las alertas de seguridad y la reseña sobre posibilidad de llevar carritos o la accesibilidad de la ruta para personas con minusvalías son muy valiosas.

El capítulo tercero (Estrategias eficaces para un buen paseo infantil) y el capítulo cuarto (Jugar en la Naturaleza con la Naturaleza) son de obligada lectura y puesta en práctica.

Sólo hago un apunte. Me parecen esquemáticos y simples en exceso los gráficos que muestran las rutas. Puede resultar paradójico pero a mi me resulta mucho más fácil entender una marca realizada sobre una hoja del Instituto Geográfico Nacional. De hecho, en las salidas que he utilizado esta guía siempre me he acompañado de un mapa.

Pienso que para todo aquel que tenga hijos y quiera acercarles a los hermosos parajes de nuestra Sierra de Guadarrama esta guía es muy recomendable. Incluso necesaria. La selección es acertada, la presentación eficaz, el texto lleno de datos e ideas en el marco de una edición correcta.

30.3.08

MONTE ABANTOS, 1753 m. SAN LORENZO DE EL ESCORIAL. [29-03-08]

Realizar una excursión a este mirador excepcional es un lujo. Si bien en condiciones normales se trata de un importante desnivel que salvaríamos siguiendo el GR10 partiendo de El Escorial, en este caso y para hacerla apta para convalecientes y chavalería la adaptaremos siguiendo, una vez más, los consejos de la guía publicada por Javier Zarzuela Aragón.
No es muy fácil coger la pista asfaltada que sube al puerto de Malagón (1537 m). Nosotros tuvimos que pedir ayuda a un vecino que se prestó a conducirnos hasta el comienzo de la maltrecha carretera. Alcanzamos el puerto y lo dejamos atrás en unos 800 metros. Aparcamos los coches a la derecha desde donde parte una pista con barrera.
Es un paseo suave. El desnivel se va salvando sin dificultad. En unos treinta minutos llegamos a a la Cruz de Rubens. Dejando por unos momentos el camino a nuestra derecha, alcanzamos esta atalaya fantástica desde la que cuentan que tomaba apuntes el genial pintor. Ahora el lugar está señalado por una alta cruz y nos muestra la que posiblemente sea la mejor vista del Monasterio de El Escorial.
Alguna sorpresa nos encontramos en el camino. Algo de nieve que perduraba en la cuneta nos sirvió para mantener una auténtica batalla en la que los mayores salimos perdiendo.
Llegamos a una planicie en la que seguiremos los hitos blancos y rojos que señalan la senda que parte a nuestra izquierda (GR 10). En poco tiempo alcanzamos la cumbre que cuenta con vértice geodésico, instalaciones de radio y restos de construcciones. Un lugar muy degradado. A cambio tenemos unas vistas increíbles de nuestro Guadarrama.
El recorrido nos llevó una hora y once minutos. Mucho en comparación con el descenso que fue visto y no visto. Desde el vértice atajamos por una senda evidente, pedrera infame en ocasiones, que nos dejó, de nuevo, en el camino tras ahorrarnos unos minutos.
En San Lorenzo de El Escorial hacemos alto para comer. Lo hicimos en “La Oficina” (en la calle San Quintín) donde te sirven sin lujos un rico menú casero a un precio ajustadito.

Lo dicho, la guía imprescindible: Javier Zarzuela Aragón. Excursiones para niños por la sierra de Madrid. Ediciones la Librería, 5ªedición, 2006. 335 páginas.

El mapa, el desgastado de SIERRA DE GUADARRAMA, 1:50.000 de la Tienda Verde, o la página 533 del Instituto Geográfico Nacional, disponible en ign.es

25.3.08

SUPERANDO LA LONGITUD DE LA CUERDA

Ignacio Luján, Tino Núñez. CÓMO ESCALAR VÍAS DE VARIOS LARGOS. UNA VISIÓN PRÁCTICA Y REALISTA. Ediciones Desnivel, tercera edición, 2004. 219 páginas.

Hace ya un tiempo me decidí a comprar este manual después de un acto de honestidad de uno de sus autores. Tino Núñez aparece con relativa frecuencia en los foros de montaña y escalada. Concretamente en el Foro de Sistemacentral.net dejó un comentario que me sorprendió: desaconsejó su compra si sólo era por los nuevos tres capítulos que aparecen en la tercera edición. Eso sacudió mi curiosidad.

Se trata de una obra ligera. Recientemente actualizada por los autores. Teniendo en cuenta, que la primera vez que salió al mercado este libro fue 1997, la revisión se tornaba necesaria. Con un elaborado diseño gráfico que no tiene por qué ser eficaz.

Conocido por todos el interés que le ha convertido en un especialista sobre el tema, y la constante campaña que realiza en favor de la seguridad en la escalada, Tino Núñez junto a Ignacio Luján construyen un texto lleno de datos técnicos, que no llegan a ser excesivos y aburridos, mezclados con alguna anécdota significativa.

Pero (siempre hay alguno) no se entiende el capítulo de escalada en solitario. Sin quedar descolgado del conjunto no parece oportuno. Las constantes llamadas a “no hacerlo nunca sin larga experiencia en escalada” o “ni sueñes que con la simple lectura de este capítulo ya tienes toda la información que necesitas” parecen suficientemente convincentes. Debemos tener en cuenta que este manual está dirigido a principiantes en vías de más de un largo. Creo que es como un caramelo en la puerta de un colegio.

Por otro lado, los gráficos que explican las reuniones se me presentan complejos. No me parecen de fácil lectura a pesar de su elaborada factura.

Y como curiosidad, según mis cuentas, unos 15 escaladores de los que salen en las fotos realizando plenamente actividad, no llevan el casco.

Dicho esto, creo que es una obra didáctica (que es lo que se pretendía), que aún no siendo la mejor, es bueno leerla. Conocer la opinión de sus autores respecto a algunas cuestiones técnicas es necesario por ser expertos en temas de seguridad además de reputados escaladores.

20.3.08

LAGUNA GRANDE. PARQUE NATURAL DE PEÑALARA [16-03-2008]

No es una leyenda urbana. Hay serranos que no conocen esta pequeña joya: La Laguna Grande del Peñalara. ¡Y viven a un paso! Eso es lo que les ocurría a estos amigos. Y no porque tengan una vida relajada y acomodaticia. ¡Con todo lo que han viajado! Así que había que poner remedio a este sinsentido y en ello nos aplicamos.
Se trata de la ruta “normal” que aparece en la información del parque señalada como R3 y que es apta para “todos los públicos” siempre y cuando la nieve lo permita en invierno. Estamos hablando de una hora y cuarto de camino hasta la laguna y un desnivel de unos 150 metros aproximadamente. Es un paseo suave en el que es obligatorio parar en el Mirador de la Gitana, desde donde un artilugio nos enseña los nombres de las cimas de Cuerda Larga. Las piedras del suelo no son ardid artístico sino un preciso reloj de sol. Nos dirigimos al Cobertizo del Depósito y ahí seguimos las indicaciones.
A lo largo del camino, que al parecer llaman “del agua” tenemos dos fuentes. Según subimos la primera es la de Cubeiro y la segunda la de Cedrón. Las vistas, entre pinos, son las del Valle de Lozoya en toda su extensión y el Embalse de la Pinilla. Cuando llegamos a la Hoya de Peñalara vemos que la senda está acotada por alambre y el suelo protegido por tablones. Es porque el parque ha marcado la zona como de máxima protección. Es importante no salirse del camino.
Ya en la laguna, foto. Y aunque en esta ocasión no hubo leyenda (la de la pastora convertida en ninfa de la laguna aficionada a llamar a los montañeros que pernoctaban en el refugio Zabala con sus cantos haciéndoles perecer ahogados) los más pequeños disfrutaron una vez más del paraje.
Durante el regreso paramos a comer buscando un claro cercano al camino. Y ya en el Puerto de Cotos no pudimos evitar tomarnos un café en Venta Marcelino.
Hay guías sobre Guadarrama que enseñan esta ruta. Una de ellas es la de Domingo Pliego. EXCURSIONES EN EL MACIZO DE PEÑALARA. Ediciones Desnivel, 2002.

Información directa se puede encontrar en la página del Parque Natural: parquenaturalpenalara.org.

Y aunque la ruta está perfectamente balizada podemos seguirla en el mapa SIERRA DE GUADARRAMA, 1:50.000 de la Tienda Verde o en la página 483 del Instituto Geográfico Nacional, 1:50.000 (disponible en: ign.es).

17.3.08

HISTORIA VIVA

César Pérez de Tudela. CRÓNICA ALPINA DE ESPAÑA. SIGLO XX. Ediciones Desnivel, 2004. 480 páginas.

Yo de Don César tengo recuerdos de niño asombrado. Recuerdos de un hombre que salía en la tele, del que hablaban los periódicos y que era montañero. Luego esta imagen se acomodó en el ruido de fondo mientras los años de formación iban sucediéndose. Pero no desparecía sino que seguía estando presente.

No había leído de este alpinista sino algún reportaje hace tiempo y algún artículo más recientemente, a pesar de tener una abundante obra escrita. Con lo que de él conocía existía la certeza de compartir la idea del montañismo como una actividad que transciende lo meramente deportivo.

Ahora leo esta crónica alpina que no resulta ser sino una autobiografía. Y es que ya lo dijo Ortega, somos nuestra circunstancia y Pérez de Tudela ha convertido la suya en historia del montañismo español. Y esto no es una crítica negativa. Es reflejo de un carácter fuerte y de quien quiere compartir su experiencia vital. Una necesidad de quienes vivimos la montaña con pasión.

La obra está llena de hechos y datos que tornan en minuciosos cuando quien los ha vivido de cerca es el autor. La verdad es que existen relatos que bien merecen la decisión de adquirir este libro. La escalada de Teógenes Díaz en Monserrat allá por el 1967 son dieciséis líneas del total de sus 480 páginas pero que exponen con fuerza la pasión del mítico montañero.

El libro está muy bien editado. Como ayuda cuenta con un índice de nombres propios exhaustivo y eficaz. El texto nos acerca a Don César Pérez de Tudela y ayuda a conocer la historia de quienes han vivido las montañas en los últimos cien años. Es indispensable.

9.3.08

LA CHARCA VERDE, CUENCA ALTA DEL MANZANARES (LA PEDRIZA) [8-03-2008]

Pues he de confesar que no conocía el lugar. He leído y me han hablado de él, pero igual que otros muchos rincones de La Pedriza, La Charca Verde, estaba en mis pendientes. Por alguna extraña razón, en mis andanzas por este parque natural siempre he esquivado este tramo de nuestro Manzanares. Se trata una vez más de un paseo apto para todos los públicos incluidos convalecientes ansiosos de conseguir el alta.
Como siempre, se empieza haciendo cola esperando que alguien salga para poder entrar manteniendo el cupo de vehículos dentro del parque. Es la penitencia al pecado de no madrugar. Pero sólo es cuestión de paciencia.Ya dentro, nos acercamos hasta el bar-restaurante “Alta Montaña”. El tercero de los chiringuitos de Canto Cochino. Dejamos los coches en el aparcamiento (únicos sitios donde deben dejarse según las normas del parque) y me pongo en manos del amigo Juan Antonio que nos servirá de guía.
Ancha pista asfaltada que abandonamos tras cruzar un puente que nos dejará en el margen izquierda del río, que al ascenderlo es nuestra derecha. Continuamos por senda típica pedricera: Pinos, jaras y alguna que otra fastidiosa zarza. Hay que tener cuidado con los más pequeños porque algún paso hay complicado entre bloques.
En 48 minutos llegamos hasta la charca. ¡¡Y si que es verde!! Por alguna razón imaginé que el nombre se le daría por quién sabe que desconocida cuestión, pero el agua, tremendamente transparente, tiene unos hermosos destellos verdes.
Es el momento de comer, así que en una de las explanadas que hay cerca decidimos extender las mantas y los manteles para exponer dirigentemente las viandas a los comensales, que en esta ocasión éramos unos cuantos.
Y para redondear el día, sacamos los trastos y con algo de habilidad improvisamos unos arneses para las peques. Luego Juan Antonio identificó una esplendida placa por la que trepar y tras montar el tinglado sólo nos toca ver cómo las más pequeñas son capaces de superarnos en aquello que llaman adherencia.
La frase “otra vez” fue la más pronunciada en esa tarde. Y no sólo por las tres niñas. Las mayores también se atrevieron y los únicos que se quedaron con las ganas fueron el que escribe -por prescripción facultativa- y “Don Juan” que tenía sus ojos puestos en otros riscos un poco más altos.
Fue un día fantástico. Las chicas disfrutaron de lo lindo y los chicos hicimos lo que pudimos para contentarlas.
Sobre La Charca Verde podrás encontrar referencias en muchos sitios. Lo mejor es simplemente seguir el mapa, por ejemplo el editado por La Tienda Verde. LA PEDRIZA DEL MANZANARES. Escala 1:15.000
Ruta comentada en sistemacentral.net

PEQUEÑAS JOYAS

José A. Pérez González. SENDERISMO Y PREPARACIÓN FÍSICA. Cuadernos de Andarines.com, 2007. 32 páginas.

Andarines lleva ya un tiempo publicando sus cuadernos. Son pequeñas joyas donde se condensa lo más básico sobre cuestiones que sirven al aficionado del excursionismo en montaña. Desde lo imprescindible sobre el equipo hasta juegos de orientación o apuntes sobre meteorología.

El cuaderno que nos ocupa pretende darnos las pistas que nos llevarán a una práctica saludable de la marcha. Nos comenta cómo iniciarla: el calentamiento previo. Nos dice cómo terminarla: los ejercicios para relajar la musculación. Y nos explica cómo realizar la marcha. Todo ello con ilustraciones simples pero enormemente efectivas.

Particularmente interesante me ha resultado el capítulo dedicado a los bastones. Leemos respuestas a las eternas dudas de porqué es recomendable su uso, incluso de cómo han de sujetarse.

Es barato. Es bueno. Es fácil de leer.

4.3.08

CASCADA DEL PURGATORIO (RASCAFRÍA) [1-03-2008]

Mi intención no era vivir una metáfora. Acercarme a la Cascada del Purgatorio era una opción para cumplir con mi rehabilitación y el paseo con mis hijas, y no mantenerme penando entre el cielo y el infierno arrastrando la pierna derecha. Aunque esas tres horas que me había planteado inicialmente se convirtieron en cuatro. Suerte que mi hija pequeña fué la compañía perfecta. Mientras todas me dejaban atrás, ella me acompañaba de la mano y me daba conversación. ¡Qué cuatro años más bien puestos!La ruta normal parte de El Paular, atraviesa el Puente del Perdón, pasa por el Área Recreativa de las Presillas y sigue hasta el Puerto de la Morcuera (RV-6), pero nosotros nos quedamos a medio camino, tomando una senda a la derecha, tras cruzar un puente de madera, que nos deja en nuestro objetivo. Pero por aquello de ser conservador, en esta ocasión partimos directamente del área recreativa que, por cierto, se encontraba cerrada. Difícil eso de poner puertas al monte, porque ningún paseante se pudo sustraer a sus verdes praderas en un fantástico día como el que tuvimos. Hace tiempo que me hice esta senda. Entonces no estaba tan balizada y el balcón de madera no existía. Hoy es imposible perderse y la gente agradece el esfuerzo de señalización. Nos cruzamos con caminantes y “biciclistas” (como los llama mi hija), además de alguna moto y algún vehículo de las fincas aledañas. El camino es una pista de tierra amplia que se anda sin dificultades ni peligros. Entre robles y pinos vamos disfrutando del entorno. Antes de atravesar el puente que nos sitúa en una senda que zigzaguea paralela al Arroyo Aguilón, afluente del Lozoya, nos paramos a comer.En esta parte del recorrido hay que andar con ojo, porque algún riesgo existe de que la chavalería (y los maduritos) podamos tropezar o resbalar entre alguna piedra o placa tumbada algo húmeda que hay.La garganta se nos muestra ruidosa y sombría. El Aguilón rompe en una cascada que en verdad son más. La más alta, de unos quince metros, no se ve desde el balcón, pero mi ejercicio de rehabilitación estaba más que cumplido y no apetecía buscarla. Se imponía el regreso.
Una vez más, el mapa de la Tienda Verde, SIERRA DE GUADARRAMA puede ayudarnos en aquello de la orientación. Para leer sobre esta ruta, la página de Andrés Campos es una magnífica opción: http://www.excursionesysenderismo.com/ .

2.3.08

UNA BIOGRAFÍA DE MESSNER

Thomas Hüetlin. MI VIDA AL LÍMITE. REINHOLD MESSNER. Desnivel, 2004. 211 páginas.

En primer lugar no nos llevemos a engaño: No es una autobiografía como se puede leer en la portada y la contraportada de este libro. En todo caso una “biografía oficial”, corregida por el propio Messner pero escrita por el periodista alemán Thomas Hüetlin. Es una colección de entrevistas construidas en la clásica batería de pregunta-respuesta y prologadas, posiblemente, por el gran alpinista. Y aclarado esto, que podría ser un nubarrón sobre el paisaje, continuamos haciendo senda.

Hablamos de la vida de uno de los grandes. Revolucionó el alpinismo y la escalada. Creador de museos y parlamentario europeo. Mucho se ha dicho y seguramente mucho se dirá de Reinhold Messner. Así que mejor comenzar por conocer lo que él cuenta de si mismo. Y este es el libro.

Yo lo he disfrutado. Hay pasión en este texto. Te humaniza el mito. Lo recomiendo.